Las Simas de Alcorón
sima-alcoron
Adéntrate en las profundidades de la Sima de Alcorón para descubrir como el agua ha sido capaz de generar este inmenso y misterioso espacio subterráneo. ¡No te olvides de coger un abrigo y una linterna!

Caí en la Sima y saqué a la luz lo escondido de su abismo, y mis esperanzas, muertas que muertas, y sus mandamientos y desdenes, vivos que vivos.
El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha. Miguel De Cervantes.

 

Encontramos un desvío en la carretera que indica claramente la dirección hacia la sima. Llegamos a un prado con una valla de madera y algunas mesas de merendero. A primera vista casi no se aprecia, una especie de cúmulo de rocas que se hunden en el suelo y unos escalones que se pierden hacia su interior. Tras bajar las escaleras y atravesar un umbral angosto y oscuro, la Sima nos recibe con una primera sala de nada menos que 22 metros de diámetro y 15 de altura. Es un espacio místico e irreal, de frío gélido, únicamente iluminado por el haz de luz de la superficie que nos hace detenernos y escuchar el silencio que nos rodea. Nos embarga una sensación extraña, como de retorno a un lugar del que todo procede. La Sima se revela como un santuario natural que nos transmite un mensaje silencioso desde las entrañas de la Tierra. Una llamada inaudible desde las profundidades.

sima4

La zona inferior de la sima de Alcorón llega a los 62 metros de profundidad

 

Continuamos descendiendo por una escalera húmeda y serpenteante, hasta llegar a nada menos que 62 metros de profundidad. Aquí, extrañas formas de roca caliza han sido moldeadas por el agua, que destruye unas rocas y genera otras nuevas, creando efectos misteriosos y casi de aspecto “extraterrestre”. En esta zona reina la oscuridad, de hecho el único mementoen que se puede visitar sin linterna es en época estival al  mediodía, cuando los rayos del sol consiguen iluminar hasta el fondo de la sima.

La Sima de Alcorón es la única de la zona que cuenta con escaleras y es fácilmente visitable, pero se calcula que en los alrededores de Villanueva de Alcorón y Zaorejas pueden existir hasta 60 cavidades más.

Recorriendo las sendas del bosque de los alrededores, tuvimos la oportunidad de encontrar algunas de estas “bocas al inframundo” y la sensación que dan es bastante inquietante. Basta con arrojar una piedra al interior para darse cuenta de la espeluznante profundidad que pueden llegar a tener. Son como heridas abiertas perdidas aquí y allá, en la piel del Parque Natural del Alto Tajo.

Vale la pena acercarse a este lugar para descubrir una pizca del mundo de la espeleología, sentir la grandeza de la naturaleza desde abajo y disfrutar de uno de los escenarios rupestres más abrumadores que nos ofrece el entorno del Parque Natural del Alto Tajo.

sima2

© Texto y fotografías por Alberto Guerra e Iván Delso.

DATOS DE INTERÉS


 Dónde: La Sima de Alcorón se sitúa a 5 km del pueblo de Villanueva de Alcorón, en la carretera CM-2101, desde Villanueva de Alcorón hacia Peñalén. 

 Qué ver: Invitamos realizar rutas de senderismo por los caminos que serpentean los alrededores para encontrar más simas, como por ejemplo las Simas de Juan Herranz, que están indicadas. Sin embargo recomendamos tener el cuenta el peligro que tiene adentrarse en estas simas sin el equipo adecuado, ya que sólamente la Sima de Alcorón está adaptada para las visitas turísticas y el resto pueden no tener indicaciones. 

0 comentarios Mostrar comentarios Ocultar comentarios

Añadir comentario

Mas en Rutas y escapadas

¿Te gusta lo que estás leyendo? revista(1)

¡Síguenos y mantente informado de todas nuestras novedades!