Leyendas de la Laguna Negra
Leyendas de la Laguna Negra de Soria
En la provincia de Soria, muy cerca del término municipal de Vinuesa, podemos visitar uno de los lugares con más encanto y leyenda de nuestra geografía. Situada en el corazón del parque natural, la Laguna es punto de partida para excursiones y rutas en la Sierra de Urbión.

…Y lo llevan a la Laguna Negra, que no tiene fondo, y allí lo arrojan con una piedra atada a los pies. La laguna está rodeada de una muralla gigantesca de rocas grises y verdosas, donde anidan las águilas y los buitres. Las gentes de la sierra en aquellos tiempos no osaban acercarse a la laguna ni aun en los días claros. Los viajeros que, como usted, visitan hoy estos lugares, han hecho que se les pierda el miedo.
Antonio Machado, La Tierra de Alvargonzález (1912).

Cuentan de ella que es insondable, que no tiene fondo, que comunica con el mar, que monstruos terribles habitan en sus aguas oscuras… Lo que sí sabemos a ciencia cierta es que esta es una región bella y evocadora. Además de los evidentes encantos y atractivos turísticos, hay algo en esta tierra que llena el alma del visitante. A medida que nos acercamos, el silencio de los campos áridos deja paso a bosques, valles profundos y montañas majestuosas. Los impresionantes vestigios históricos, la abundancia de leyendas, o incluso el paulatino despoblamiento aportan más encanto aún si cabe a estos lugares.

A orillas del misterio

La Laguna Negra de Soria, situada al norte de la provincia dentro del espectacular Parque natural de Picos de Urbión, sólo podría estar aquí. Es uno de esos lugares que por algún motivo quedan grabados en la retina como por algún extraño hechizo. Tal vez sea por el curioso enclave en que se encuentra: rodeada de un majestuoso entorno de salientes de rocas que la rodean y se desploman cortándose sobre las aguas oscuras, en un bosque de hayas y pinos centenarios. Viene alimentando desde hace siglos leyendas y supersticiones de lo más curiosas.

senderismo en la laguna negra

El sendero de entrada a la Laguna discurre bajo un túnel de hayas, pinos y flora silvestre centenaria.

Acercarnos a esta comarca es penetrar en un escenario literario de grandes nombres: Pio Baroja a principios de siglo XX recogió algunas de las creencias que los habitantes de los pueblos cercanos atribuían a estas aguas, como por ejemplo que eimitía rugidos aterradores, o que era el orien de tempestades terribles que inundaban y asolaban los valles cercanos para desgracia de sus habitantes. Mucho de esto escribiría en su obra El Mayorazgo de Labraz (1903), incluyendo inquietantes pasajes como el siguiente:

– No paséis junto a esa Laguna Negra.La mujer de la Laguna Negra, por Manuel Antón
– ¿Por qué no?
– Podíais finar allá.
– Pero ¿por qué?
– Porque es una laguna donde hay una mujer que vive en el fondo y mata al que se acerca. Todo el que mira en esa agua muere.

 

Al gran trasfondo literario del lugar aportaría poco después Antonio Machado su leyenda La tierra de Alvargonzález (1912), donde, por si lo anterior fuera poco, la Laguna, ese ‘abrevadero de lobos’, sirve de escenario para un sangriento asesinato: Es la trágica historia de Alvargonzález, un rico personaje de la comarca, en la que dos de sus hijos, ansiando obtener cuanto antes su herencia, deciden asesinarlo mientras duerme para después arrojar su cuerpo a la Laguna. Culpan de su muerte a un buhonero que pasaba por aquellas tierras que es condenado a morir en el garrote vil.

Laguna negra de soria, leyendas y misterios.

Estas aguas oscuras son el origen y el escenario de insólitas leyendas.

 

Después de cometer el atroz crimen, atormentados y sin posesión alguna, los hermanos asesinos vagan por estas mismas tierras hasta encontrar un aterrador final en el lugar donde comenzaba todo: las orillas de la Laguna Negra. Con todo esto en mente ya tenemos material de sobra para acercamos a sus frías aguas, y sentir de cerca el grandioso escenario de tantas leyendas y misterios, un lugar que, para los lugareños, «roza lo sagrado» .

Leyendas y misterios en la laguna negra de Soria

Cuando la tarde caía entre las vetustas hayas, y los pinos centenarios, un rojo sol se filtraba. Era un paraje de bosque y peñas aborrascadas; aquí bocas que bostezan o monstruos de fieras garras; allí una informe joroba, allá una grotesca panza, torvos hocicos de fieras y dentaduras melladas, rocas y rocas, y troncos y troncos, ramas y ramas. En el hondón del barranco la noche, el miedo y el agua.
Antonio Machado, La Tierra de Alvargonzález (1912).

 

Además la Laguna Negra es el punto de partida para una ruta de enclaves no menos interesantes como el Pico Urbión, o el nacimiento del rio Duero, lugares a los que podemos llegar a través de una espectacular ruta de montaña que parte de la Laguna misma.

Ascenso al Pico Urbión ( 2228 m.)

Es la ruta clásica de la zona. Para realizarla tenemos que seguir las indicaciones hacia el Pico Urbión que parten desde la Laguna Negra. Una vez traspasamos el arroyo por un puente de madera comenzamos la ascensión guiados por postes de madera, con color rojo y blanco en su parte superior. Un cartel nos indica que atravesamos un «Tramo de Senda Peligrosa». En efecto es recomendable extremar la precaución en este primer tramo, (especialmente en invierno). Una vez arriba el paisaje es sorprendente. Pulsa aquí para ver toda la descripción e indicaciones de la ruta.

senderismo en la sierra de urbión y laguna negra

Vistas de la sierra de camino al Pico Urbión.

 

Vinuesa, La Corte de Pinares

Así se conoce a esta bella localidad, habitada desde época celtíbera y llamada Visontium por los romanos. El sobrenombre de «corte de pinares» procede época medieval: deriva del interés por parte de algunos reyes de Castilla por realizar cacerías y estancias por la zona. Aún se aprecian numerosas casas señoriales y una arquitectura bastante monumental, huellas de su antiguo esplendor gracias al comercio de la lana. Es imprescindible al menos una visita para deambular por sus calles de piedra y visitar lugares como La iglesia gótica de Nuestra Señora del Pino o el antiguo puente romano.

vinuesa, senderismo y escapadas

Vista de la Iglesia gótico-renacentista de Nuestra Señora del Pino

picota, tortura medieval, rollo

Muchos de los pueblos de la zona conservan un monumento curioso de origen medieval: el rollo, una columna de piedra, a menudo rematada por una cruz, que representaba la categoría administrativa del lugar, levantándose sólo en lugares con plena jurisdicción y leyes propias. De hecho, y hasta 1812, el rollo o picota tenía el dudoso honor de ser el lugar habitual de ajusticiamiento.

Cerca de aquí, en las orillas del pantano, se encuentran los restos del pueblo de La Muedra, bajo las aguas del embalse de La Cuerda del Pozo. En septiembre de 1941, se inauguró la presa del mismo nombre, que tapó el pueblo de La Muedra por completo. La mayoría de sus habitantes se trasladaron a Vinuesa. No obstante, la torre del campanario aún emerge sobre las aguas.

 

© Texto y fotografías: Alberto Guerra y Patrimonio Oculto.com.
Imagen de «La mujer de la Laguna Negra» por Manuel Antón.

DATOS DE INTERÉS

mapa Dónde: Laguna Negra de Soria. Cerca de Vinuesa, en el Parque Natural Sierra de Urbión y Laguna Negra. 

 Cómo llegar: Una vez en Vinuesa es fácil encontrar indicaciones para la Laguna, para llegar a ella tendremos que atravesar el pintoresco Valle del Revinuesa. Se puede acceder con coche hasta un segundo aparcamiento cercano (quizá demasiado cercano) a la Laguna, excepto en los meses de verano o en festivos con mucha afluencia de visitantes, en los que se prohibe el acceso de vehículos particulares. En este caso, los dos últimos kilómetros hasta llegar a la Laguna Negra pueden hacerse a pie.

 Qué ver: Además de la propia Laguna Negra, parten de ella numerosas rutas como el clásico ascenso al Pico Urbión y otras. La zona es abundante en cuanto a puntos de interés de todo tipo. Imprescindible la visita a la localidad de Vinuesa, junto al embalse de la Cuerda del Pozo, bajo cuyas aguas se conservan los restos sumergidos del antiguo pueblo de la Muedra (aún es visible la torre campanario que sobresale de las aguas). Otra visita merecen también las curiosas formaciones rocosas de Castro Viejo, y no lejos de aquí se encuentran El Burgo de Osma y el impresionante Cañón del Rio Lobos. Para más información visitar la oficina de información turística de Vinuesa. 975 378 170, Calle Castillo de Vinuesa s/n. 42150. turismo@vinuesa.es. 

0 comentarios Mostrar comentarios Ocultar comentarios

Añadir comentario

Mas en Rutas y escapadas

¿Te gusta lo que estás leyendo? revista(1)

¡Síguenos y mantente informado de todas nuestras novedades!